Feliz 2017 para todos

Feliz 2017 para todos

Cada día tengo más claro que somos muy superiores y mucho mejores de lo que nos han transmitido a todos desde que éramos pequeños. Creo que dentro de cada uno de nosotros/as hay diferentes personalidades que nos limitan… En mi caso, durante estos años he conocido a un “Antonio miedoso” que hace unos años dudaba de cualquier cosa que se plantease. También he conocido a un “Antonio egoísta” que miraba por sí mismo antes que por los demás, cuando en realidad era consciente de que es lo último que desearía. Al mismo tiempo aparecía un “Antonio inseguro” que necesitaba la aprobación o el apoyo de cualquier otra persona para reafirmar cualquier pensamiento.

 

Sin embargo, por encontrar diferentes experiencias, unas buscadas y otras no tanto, crecemos y cada vez encontramos a nuestro verdadero yo. Y si siempre he soñado con una personalidad es con aquella para la que no existen los límites, con la que exprime cada minuto como si fuese el último, con la que convierte cualquier momento negativo en un momento positivo, con aquella que pasa de lo que piensen otras personas que no sea ella, con la que ama y perdona con más fuerza cada día y, sobre todo, con la que sueña más alto de lo que vive.

 

Vivimos demasiado rápido y se nos olvida que la felicidad está en parar. Por eso me encanta la Navidad, por volver al inicio, por recordar de donde vienes para tener claro donde vas. Por volver a Calzada. Un paseo por el campo, escuchar el silencio, abrazar a mi familia, saludar a quien no sueles ver en todo el año, compartir con mis amigos… ¡Lo que supone eso! Si algo tengo claro, es que lo mejor que le puedes regalar a una persona que quieres es tiempo, porque eso es lo único que no recuperas.

 

Este 2016 a nivel profesional ha sido tremendo pero a nivel personal ha sido más increíble aún. Y es que cuando tu “trabajo” y tu pasión se juntan, hay sacrificios que son duros en muchos momentos pero merecen la pena. Me encantaría venir mucho más a mi pueblo, compartir muchísimo más con mi familia y con mis amigos… pero sé que los sueños son para los soñadores, que quien algo quiere algo le cuesta, y que mientras tú duermes habrá otra persona peleando por lo que tú deseas. Por eso mismo creo que somos nosotros quienes nos marcamos dónde queremos llegar. No olvidaré nunca el día que me plantearon ir a India un mes… Ese “Antonio miedoso”, ese “Antonio inseguro” decía: “¿Qué necesidad tienes tú de ir para allá? Tienes un nivel medio de inglés, todo es muy diferente a lo que vives aquí, no sabes qué te vas a encontrar, te vas solo… ¡Vete para Calzada y disfruta de tu familia y tus amigos un mes entero!” Por eso mismo decidí irme, por esas dudas, porque sólo es en esos momentos cuando nos superamos. A día de hoy puedo decir que sin ninguna duda ha sido la experiencia más enriquecedora que he vivido en mi vida.

 

 

¿A 2017? Sólo salud… De lo demás, que se encargue cada uno. Por delante, retos cada día mayores, personas cada día más importantes y sueños cada vez más cercanos. Para aquellos que viven cada día como una nueva oportunidad de alcanzar sus sueños nunca faltarán los motivos para sonreír. Ser feliz sólo depende de nuestras decisiones y si tú no las tomas, ¿quién las va a tomar por ti?

¡FELIZ AÑO!

 

Siguiente Anterior